La tumba
                            

 

Aunque pueda evadirse
del sarcófago
no podrá romper esa losa
que aprisiona la tumba

y el terror de la muerte
lo invade
como un hormigueo

de los dedos de los pies
a los hombros
asciende la angustia

nadie lo escucha

una lápida contiene su nombre
y dos fechas,

él está dentro.


 

 

 

Edgar Altamirano