Kelly Anne Quinn

Kelly Anne Quinn, de 25 años, en Calgary
fue brutalmente ahorcada por su novio
Arden Diebel, cuya defensa jurídica
alega ahora desórdenes mentales.
La recámara de la joven mujer permanece
intacta desde el 15 de septiembre de 2004.
Pósters, fotografías y diversos artículos atestiguan
de su amor por la vida y los cachorros en una
habitación encantadora y con la cama lista
esperando a su dueña que ya no regresó.
En la cabecera reposa una urna sencilla
conteniendo las cenizas de la joven,
"Kelly era una mujer problemática
incapaz de dirigir su vida,
ahora se ha ido"
poseía tres diminutos perros salchicha
que fueron adoptados por el padre,
"siempre fueron parte de Kelly
es lo único que ha dejado"
dice John Quinn, padre desconsolado
aguardando dos años después
la sentencia definitiva al asesino.


 

 

 

Edgar Altamirano