Elisa y Marcela

El primer matrimonio gay en España se realizó en 1901

Elisa y Marcela se casaron, Elisa cambió su nombre por
el de Mario y el padre Cortiella ofició la unión matrimonial

Ocurrió en la iglesia parroquial de San Jorge en A Coruña,
las dos contrayentes ejercían como maestras y eran
egresadas de la Escuela Normal local.

En 1901 Elisa masculinizó su aspecto, se inventó un
pasado masculino y se convirtió en Mario.

El fotógrafo Sellier retrató a los novios

Ambas mujeres fueron descubiertas, sufrieron de la
persecución judicial, las burlas y la homofobia
ciudadana, por lo que huyeron a Argentina

Luego del fallecimiento de Elisa o Mario,
Marcela se volvió a casar, esta vez con un
"hombre de verdad".

 

 

 

Edgar Altamirano