El Carrete

Era dueño de la cantina "El Refugio"

se contaban de él muchas anécdotas

por ejemplo, estuvo a punto de ser fusilado
luego de militar en un partido opositor

el día del temblor del 57, atesoraba un lleno
casi total, entonces comenzó a temblar

a partir de entonces, hizo famoso el
grito de "pagando que va a temblar"

durante casi cincuenta años, su vida
fue atender la cantina

era alegre y bonachón, pero su carácter,
con el caminar del tiempo
se hizo agrio

su nombre era Fortunato Morales,
alias "Nato" ó "El Carrete"

murió amargado.




 

 

Edgar Altamirano