Hoy fui a la radio
                            

Hoy fui a la radio para hablar
en un programa de informática
pero no hubo tal programa
no apareció el invitado especial
en lugar de eso, le dije al locutor que
leería poemas
que iba cargado con mis poemas
como un canguro;
A Ismael, que es el técnico de la
estación de radio a cargo del
programa de Informática,
le pareció bien el asunto
y comenzamos a charlar sobre
asesinos en serie, caníbales,
suicidas y otros personajes
curiosos y desaparecidos
con los cuales yo había intentado
escribir poemas
emulando a Edgar Lee Masters
y luego comencé a leer poemas
durante una hora
olvidé el espasmo que me da
al recitar poemas que nadie
nunca entiende, que parecen
aburridos, que no parecen poemas
que provocan rechazo,
o indiferencia
en un poema dije algo así como que
a uno de los asesinos le encantaba
comer carne humana, carne de los
traseros de los niños gorditos
luego el asesino escribió una
carta a la madre
ese tipo pensaba de otra manera
diferente
a las reglas sociales de la
convivencia social
luego Ismael me dijo que podía
regresar el jueves
para leer más poemas
llevaré un poco de aguardiente
para afinar la lectura.

 

 

 

 

 

Edgar Altamirano